jueves, 10 de mayo de 2012

PARA LA FAMILIA




Cómo leer con tu hijo desde que camina y hasta los 3 años
Establece el ritual de leer una historia antes de dormir.
  • Canta con él poesías y juegos de la tradición oral, como “Estaba el señor don Gato”.
  • Conversa con él sobre los sucesos del día y sobre lo que leen juntos.
  • Relaciona las imágenes y las historias de los libros con la vida diaria “Mira, es como la abuela cuando trae frutas…”.
  • Como leer con tu hijo desde los tres hasta los seis años
  • Habla y juega con él a partir de las historias.
  • Ofrécele narraciones más largas, con aventuras dramáticas o divertidas. Las de miedo le ayudarán a enfrentar sus temores.
  • Anímalo a que adivine qué ocurrirá en el cuento. Relaciona personajes y eventos con otras historias.
  • Dale lecturas sobre animales, objetos y eventos de la vida diaria.
  • Sigue con el dedo los renglones que lees.
  • Invítalo a que te lea sus libros favoritos: seguirá las imágenes y te contará qué recuerda.
  • Invítalo a leer párrafos o páginas completas del libro que comparten.
Cómo leer con tu hijo si está aprendiendo a leer
  • Léele en voz alta e invítalos a que lean para ti. Tú puedes leer una página y ellos otra…
  • Diles que lleven a casa libros de la biblioteca escolar para leer juntos.
  • Cuando lean juntos, evita presionarlos para que lean rápido o vocalicen bien. No les preguntes sobre ideas principales y secundarias… Leer con tus hijos no es una tarea escolar.
  • Convierte la televisión en aliada, busca libros de sus personajes favoritos o que amplíen la información que tus hijos encontraron en la pantalla.
Cómo leer con tu hijo que ya lee solo
  • Léeles en voz alta: tú lees una página y ellos otra.
  • Conversa con ellos sobre lo que leen invitándolos a explicar aquello que les gusta, interesa o molesta de cada historia.
  • Suscríbelos a una publicación, impresa o virtual; algunas páginas de Internet tienen espacios para que ellos lean textos y también para que los escriban y compartan lecturas con otros lectores de su edad.
  • Ve con ellos a la librería o a la biblioteca, dales la oportunidad de hablar a solas con los libreros y los bibliotecarios sobre sus gustos e intereses, acompaña con discreción sus elecciones.
    Si quieres tener un hijo lector…
    • No lo obligues a leer o a terminar una historia.
    • No le ofrezcas un libro como alternativa a la televisión.
    • No te impacientes por terminar la lectura.
    • No lo regañes por no saber leer bien.
    • No dejes sus dudas sin respuestas.
    • No trates la lectura en el hogar como una tarea escolar.
    • No le hagas preguntas de comprensión de lectura.
    • No le pidas que relea una palabra que no pronunció bien.
    • No conviertas la lectura en un castigo o en una alternativa a la diversión.
    • No insistas en que lea un libro en especial o en que le gusten los mismos temas que a ti.
                                                                                                                                                                SIGUE  LEYENDO  PINCHANDO   
                                                                                                                                                                   AQUÍ: http://www.leerenfamilia.com/hogar.htm                                                                     

           
                                                                                          

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario